miércoles, 17 de octubre de 2012

Perdí los sentidos


Perdí los sentidos

Acaricio mis silencios
cuando por dentro te pienso
Tocándolos quedamente
y el viento
con su lengua filosa me raspa en el hueco de mi vientre
Cosquilleo malévo hace de mi cuero su cuerpo 
abriendo mi nuez en dos
para que mis dedos jueguen ávidamente con mi quebranto en fuego

Acaricio mis silencios 
mientras asfixio con mis gemidos el pecho
rozando con ternura las partituras de mi arpegio 
para dejar encendida la clavija de mi citara 
y apagar con mis aguas el volcán que fluye por mi escapada

Acaricio mis silencios mientras inundo mi cuerpo
Dejando fluir sin miramiento las corrientes amazónicas desde el pozo de mi embeleso 
y el puente en donde me encuentro recostada es el único testigo de lo que pasa
cuando al acariciar mi silencios 
los ocho sentidos pierdo


Viento Serena
(Lala©2012)

no pierdo un minuto entre un trueno y un sueño sin verbos

mutis

corro tras la sombra inamovible


de un historia

busco en su espalda la huella de 


una lagrima que quemo mi 

nostalgia 

corro, corro, corro

mas no logro atrapar en mis manos 

ni el suspiro de sus ojos

no puedo engarzar entre mis 

trenzas sus recuerdos

ni en mi pecho logro grabar la 

voz apasible de su silencio

corro, corro, corro

corro tras la sombra inamovible de una historia que nunca 

comienza

tras las algas grises

tras las libelulas muertas de la pradera

tras un hito de gemido entre las redes de mis tetas 

y no concateno un solo verso con mi cuerpo

no comulgo con las monjas mudas de la iglesia con cadenas

no pierdo un minuto entre un trueno y un sueño sin verbos

pues ya mi alma se seca entre los pliegues íntimos de un poema 

sin regreso 

Viento Serena(Lala©2012)

jueves, 12 de julio de 2012

A mi mariposa de violetas alas

A Vivian 
Mi mariposa de alas violetas


Sola no estás ni estuviste antes en tu andar
sola no vives en medio de tu angustia 
ni la soledad viste tu mirada tierna y taciturna
y aun así la lobreguez arropa las notas que a tus ojos alumbran
Entiendo muy bien ese vacío que llena tus latidos
ese hueco que late agonizante en tu pecho dejando en tus venas el amargo sabor a un olvido 
Puedo sentir como desangras tu mirada al contemplarte sin aliento mientras recuerdas tus tormentos 
Puedo beber de la copa que contiene tus pesares y congojas y sentir que es la misma que contiene mis dolores y mi sombra
Y te veo de pie frente al espejo que en libélula nocturna te trasforma 
veo como desgarras la piel de tu quimera convirtiéndola en gotas de alba
mientras cantas una dulce nana a tu congoja
quedo en embeleso al verte volar sobre las nubes a la vez que el sol besa el soñar de tu cuerpo 
dejando rastros de esperanza para tus lamentos
Mas sigues sintiendo la fragancia amarga del vacío en tus huesos 
la dejadez de un esencia que olvidó tu necesidad de presencia mientras caminabas descalza sobre las piedras
sigues hambrienta de calor que entibie las raíces de tu tierra plena
Y vuelas, vuelas, vuelas
Más alto que antes 
más hermosa que nunca
más fuerte que una quimera en búsqueda de la penumbra
pues has sabido ser más que mujer
aun cuando la lluvia vista de dolor el abismo que te encumbra


Viento Serena
(Lala©2012)

Spoken Words: My Bittersweet Song


My bittersweet song

My skin is a crack of thorns 
hanging in the fragile wall of my soul
trembling with the waves of a silent voice 
singing the blue song of the shining noise
It is like a crying old lady struggling with the necessity of being loved
or the truth of being forgot 
Is like the wind caressing the sad face of the moon
like the lights that sleeps in the bed of a virgin muse 
Pain is surrounding the weak heart inside the agony of my hands
Crying, shouting, dying
Suffering
Suffering of the slightly indifference that dress the naked body of my womb 
Meanwhile here I am
Whispering the name of every single muse inside my shadows 
waiting for that simple moment between the sunrise thoughts
and the heartbeats of the silent crowd 
Moment that emerge from the agony that crown with violets diamonds
the libid forehead of my nostalgic song 

Viento Serena
(Lala©2012)

Spoken Words: Hurts


Hurts

It is that heartbeat that tells you the meaningless meaning of life
It is that second orgasm that push you to need another pleasure in the flesh of your agony
It is that voice inside the lust of your soul that shout for more and less and more
Struggling down the railroad of painful shadows
Blooding like a stream of sickness lies and words without chastity or nostalgia
Remembering those times that never were true
times that only existed in your own heart full of emptiness
full of lonelies dragonflies painting in blue
And it hurts
Oh hell yes, how it hurts!
Hurts because the cold wind is raping the face of your flesh
Hurts because your womb is empty
how your hands, soul and legs are empty
Hurts because the horizon is so fucking far away
that you can't reach hope
as you can't reach the time to forgive and forget


Viento Serena

(Lala©2012)
 

Spoken Words: Simply Me

Simply me

And this is me
simply me
I am the woman who felt betrayed by my own shadow
who became a pitiful crack between the lines of a silent tango
I am a ladylike lady that when the saints go marching down 
I cry my soul out loud
and my voice was shut down
because hell wanted my body down 
This is me 
truly me
I am the one that sat in middle of the street waiting for something 
or I should say, anything?
or nothing, maybe?
I'm the one who stand still in front of her nostalgia 
pleasantly, mute, still, dead
trying to forgive the sins that are raping her forehead 
trying to fulfill the needs of my soul and the empty cave between my legs
trying to forget the pain that is pounding in the conscience of my flesh
This is me
only me
A woman that only wants to be free 

Viento Serena
(Lala©2012)

negándose a la paz o la libertad de escribir


Melancolizando 

¡Qué costumbre tan pérfida la del poeta la de sumirse por entero en la agonía de la melancólica quimera!
Es como si necesitara abrir surcos violetas en sus venas 
como si su vida pendiera de beber de una sucia copa la nostalgia inmensa

Se encierra en su albedrío concéntrico 
derribándose al oscuro placer de perecer por perecer
negándose a la paz o la libertad de escribir sobre los sumerios en las nubes
o de cantar por cantar las albricias en los cantábricos albores 

Decide enlutar su mirada aun cuando la primavera le ha tocado la guitarra
desviviéndose por sentir dolor en el filo de sus sueños 
anhelando con locura tristeza en la piel de su amargura para lograr los mas hermosos y febriles versos
de esos que nacen del mismo centro de un melancólico desenfreno

Muchos no entienden esta enfermiza alevosía 
y hay quienes lo juzgan mientras que de loco perdido lo tildan
cuando otros le definen como manipulador altruista
pues dicen que adquiere lo que desea pero nos regala eterna y bella poesía

Oscuro, taciturno, lóbrego 
otoñal, avernal, amante del invierno
podría plasmarse primaveral aun cuando de bruma entibie su terciopelo
Fuerte, agónico, visceral
zahareño, racional irracional
suele ser paradójico en su versar
con el fin de alcanzar las estrellas al caminar sobre el lago de azul cristal

Defiende con el alma toda posibilidad de llorar sobre las algas idealizando su tirano despecho
mientras somatiza su celo con el añil color del cielo 
t su alma la rescata de sus temores al conjugarlos con sus razias metáforas y su retoricismo histriónico desconcierto

Yace dormitando sobre las aguas espesas de la melancolía inmensa
divaga por las praderas de la penuria haciendo las paces con la penitencia 
renunciando a la sonrisa distante de la niebla que cubre la esencia de la musa y su vendimia
muriendo de triste y fría felicidad porque finalmente ha logrado un poema de amor 
y amor al amar 


Viento Serena
(Lala©201
2)

defendiendo la locura de mi alma y silencio


Horas

He descartado la idea de perecer en el silencio
de quedar muda mientras las anémonas bailan en agónico desenfreno
He decidido parir con dolores hermosos palabras que recuperen mi nostalgia
y bordar en mi pecho la alquimia febril de una conciencia sin secretos en su falda
Ayer descubrí que aún quedan perlas sueltas en el baúl oscuro de los recuerdos
y versos sin engarzar en la diadema que cubrirá en algún momento la nívea melena de mi esencia muerta
Mas hoy de frente a mi misma cubro con mis besos la desnudez de mi tibia brisa
defendiendo la locura de mi alma y silencio
de las alimañas que rondan las puertas grises con un tormento
Del mañana no se los colores del alba 
no le conozco la risa ni el llanto
ni la voz ni la mirada
desconozco su rostro alegre o su impúdico quebranto 
pero no me importa cómo se vista para ser parte de mis consignas o letargos 
pues el hoy
el hoy aun no se me acaba y es quien en este instante calienta mi sonrisa
mientras acaricia con fuego vivo mi cuerpo
He descartado la idea de perecer en el silencio
de enmudecer mientras las algas naranjas flotan en el valle de mi congoja
He decidido parir con dolores coloridos los versos que aun corren por los pasillos azules de este universo cautivo
y bordar esas perlas sueltas en mi pecho hueco 
haciendo un nido de nostalgias blancas para esa musa que desnuda sobre la mesa polvorienta baila

Viento Serena
(Lala©2012)

la caricia tierna sobre la arena vívida de mi alma


Luciérnagas en silencio 


Guardo en algún lugar de mi memoria la sombra de un ocaso 
el latido ínfimo de un letargo
el susurro íntimo de un orgasmo
Oculto en la membrana conspicua de la alborada
la mirada nívea de una sonata
la caricia tierna sobre la arena vívida de mi alma
unas cuantas gotas de sueños de luciérnagas que sobre vuelan en el vergel de mis teoremas y esperanza
Entre las láminas azules de mi libreta escribo lo que cantan los jazmines en mis trenzas
dibujo sin mirar los recuerdos que aun no tengo entre mi vientre y mis venas 
Trazo sin pensar los esbozos de una musa desnuda y sin cadenas
mientras juego a desempolvar los cuadernos que contienen los versos que aun no recuerdo
porque aun no son parte de mis verbos
Sigo enajenada entre los besos del sereno con el que despierto
y la nostalgia lastimera que abraza sin piedad mi cuerpo
esperando que el silencio despierte del ensueño en el que tiene sumergido mis desvelos 


Viento Serena
(Lala©2012)

Vivo aclimatada a la nostalgia


Estrategia

No es la melancolía lo que se enreda entre las faldas de mis venas
tampoco es la angustia lo que define mis días en esta movediza y tibia niebla
No son estos dolores los que dan nombre a mis momentos y dilemas
ni los cruentos sinsabores los que derriban las paredes del recuerdo en las carnes entre mis piernas 

Vivo aclimatada a la nostalgia 
felicidad con agonía dentro de las sombras que dan luz a mis pisadas 
Espero sin prisa por el tranvía que le robó el virgo a mi sonrisa
sentada en la silla rota 
esa que está debajo del dintel sucio que sostiene el alma de mi congoja

Hoy ha despertado el sueño que habita en mi ombligo
ha resurgido la irreverencia sacrílega de mis sigilos
han vuelto a copular entre la hiedra y las piedras, mi musa y la quimera 
gimiendo mientras sufren serenamente 
esperando que el ocaso les fecunde sus vertientes con la punta de la lengua

Viento Serena
(Lala©2012)

de gardenias negras


Vuelven 

Pasan los tiempos 
Pasan 
Los tiempos pasan dejando en mi piel la fragancia mística del ocaso 
alterando mis hormonas
distrayendo la nostalgia de mis letargos
para fracturar la mirada perdida de mi musa elucubrada 
la que se ha perdido por las calles de mi embargo quebrantado

Se inundan mis susurros de gardenias negras 
tatuando en los arcos de mi brisa
las palabras que evocan mieles y llovizna
dejando a la vera de la aurora traviesa y endrina
la sustancia febril de la quimera que se desplaza conspicuamente 
sobre las aguas violáceas de un agónico letargo

Vuelven entonces ellas
cual vaharada de nostalgias plateadas
las libélulas con alma hasta el jardín de mi esperanza
traen en sus alas los recuerdos de mi infancia 
y en sus silencios ocultan los espejismos de mis sueños muertos 
los llantos y los cuentos rotos

¿Qué mas me queda?
Sólo una cosa me queda
agarrar con firmeza la pluma 
y así enfrentar esos fantasmas
derramando sin piedad sus tormentos 
mientras escribo una leyenda nueva en mi libreta 
y transfundo la tinta de la esperanza en mi moribunda lengua


Viento Serena
(Lala®2011)

mientras en mi cimiente late un corazón marchito


Ensimismada renace

Taciturna y erosionada divago en el laberinto de los silencios 
Enfrentando un dolor que me parece nuevo
¿Nuevo?
Nuevo 
Como nuevo es el lamento que emerge de la cavidad nívea de mis senos

Tranquila y serena
hundida en la tibieza de mi pena
pensando y elucubrando 
sumerja en las redes de un dilema 
¿Existirá una alquimia endrina en las rimas de mi poema?
¿Sucumbirán los arcanos del Parnaso tras las angustias idílicas de mis pleonasmos?
Y mientras mas sucumbo ante mis teoremas 
mi alma
aunque serena
se confunde entre las rocas blandas y la verde niebla 

Envuelvo mi esencia en la densa y tensa tristeza
en velos de nostalgia 
en mantos de seda cruda color violeta 
Asperjo fragancia sobre las manos de mi tormenta 
dejando mis pies y mis senos al descubierto
pues no hay sandalias que puedan cubrir las alas de mis momentos 
y las mariposas liban de la cúpula amarga de mis tormentos 

Pienso, pienso 
Pensando, pienso 

Me detengo ante las dudas de mi musa sin darle paso a sus sortilegios ni a sus burlas
amarro con espuma la mano que me abate
descubriendo en mis adentros un matiz de amable amargura
un ícono lánguido de suspiros y dulces tormentos 
mientras en mi cimiente late un corazón marchito
lóbrego y finito
pero jamás cobarde
un corazón que palpita sobre las ascuas benditas
mientras mi alma
ensimismada renace


Viento Serena

(Lala©2012)

y con su lengua liba la hombría de la niebla y la penumbra


Oscurantismo 

Guardando lo que me queda de carnes entre las piedras de mi condena
tras las esfinges de la niebla 
bordando mi lengua con los zafiros de un poema
dilato el útero de este verso que grita mientras pare lo que quema mis entrañas y aliento
Maldigo la hora en deshonra en la que la musa se declaró pía, limpia e inconclusa
dejando a un lado su diatriba
manchando con su sangre mora la nostalgia que la cicatriza 
a la vez que pintó con carmín morado la mueca en las caderas de un dilema
Sombra pérfida y perdida que cabalga en la espesura de un virgo sin cordura
arrasando con los latidos de una vulva en andadura
Luna menguante y taciturna que manosea la ambrosía de quien la enerva mientras la encumbra 
y con su lengua
liba la hombría de la niebla y la penumbra
Consortes endiosados en las cortes del ocaso 
acribillando con sus garras las malicias de los imberbes del Parnaso
mientras cavilan al despuntar el alba
en busca de un poema sin luz ni alma
y yo quedo quieta, inmóvil e impávida 
esperando que el numen se regrese a la estancia 

Viento Serena
(Lala©2012)

dejándome sumergir en el viento


Noches como cualquiera

Hay noches como esta
en las que me pierdo en las notas lívidas de una quimera
dejándome sumergir en el viento
acariciando el rostro de un recuerdo incierto
para dispersar los espasmos en las aguas del lago de mi invierno

Hay noches como aquella
que en busca de un momento en el silencio
las notas de un arpegio inundaron mi cuerpo
haciendo del mismo la hoguera pérfida de un embeleso en desecho
en los que perdí la cordura 
como quien pierde el virgo con deseo

Y habrá noches como las otras o como las demás 
o como las de los otros o las nuestras
esas que apocan los sueños entre las almas de las pasiones sin frontera
arrastrando los barruntos sobre la piel insípida de la niebla
logrando antes del orgasmo del quebranto 
abrir con la lengua el himen mojado de mi poema

Viento Serena
(Lala©2012)

la sombra de la luna



con la sombra de la luna

voy recogiendo lo que me queda de las trenzas
guardando lo que me regaló la sombra de la luna
al marcar sus dientes en mis caderas bajo la lluvia
me voy
me voy limpiando lo que dejaron mis musas en la penumbra
mientras alborotaban la hoguera de una quimera forastera
jugando a ser vírgenes cuando en verdad son puras rameras
me voy con un sabor a dulce amargo a vino tinto
rancio pero tinto
en los labios de un apresurado olvido
que no es olvido
y con la fragancia de un recuerdo incierto
momento que aprisionó los gemidos de mi vetado verbo en su insano sexo
me voy por fin al destierro
a ese infierno en el que lentamente me quemo
mientras que en complicidad con mi misterio copulo con la sombra de mi embeleso
ahora si me voy
me voy con mis musas al cautiverio
y con un silencio
tatuado en los velos de mi cuerpo

Viento Serena
(Lala©2012)
 

florecen entre mis senos secos trocando mis miedos en misterios

Engarzando perlas

Me nacen las perlas desde la punta de mi lengua
crecen en medio de mis ajadas tierras fermentando el paso de mis quimeras
abren un cráter en mi alma dejando en el mismo el dolor innato de la nostalgia

Nacen las perlas en mi fecunda lengua 
florecen entre mis senos secos trocando mis miedos en misterios 
ocultan en su dermis mis angustias mas oscuras 
y en su médula enjuta
guardan los espasmos inverosímiles de mi momento enhiesto

Copulan las madre perlas en mi lengua forastera 
gimen enloquecidas por la lascivia que me atormenta entre las piernas
masturbando mis quebrantos al regalarles libremente los orgasmos mas sagrados
cuando entre todas
me engarzan en la pura malicia de su conciencia


Viento Serena
(Lala©2012)

ultrajando lo que queda en la matriz estéril de mi verbo muerto

Obsesión por un verso

Es esta avaricia por los versos la que castiga vilmente el himen de mi alma
Es la codicia por las metáforas con vida la que me lleva de vuelta soledad mas oscura e impía 
Es la malsana pasión por la poesía la que exorciza mi mirada cuando se pierde entre los velos grises y las algas amoratadas 
Pobre de mi quimera traicionera que piensa que contra ella puede levantar un punal como quien blande una bandera
ignorando que la misma es quien la lleva atada a los gemidos mórbidos de su libidinosa conciencia 
perdiendo la inocencia que no tenía en las mesas sucias de una vieja taberna
¡Ay qué ya nada queda en las carnes de esta musa sin decencia!
¡Ay qué me lleva desnuda hacia la plaza fría para que le encienda la hoguera!
¡Ay pobre de las vírgenes sin virgo que le sirven por parias y se disfrazan de doncellas!
¡Ay que me pierdo en sus versos por haberme atrevido a husmear en el nudo febril de su caverna! 
Y llega la paz a mis dedos después de haber copulado con mi tormento
Llega dejando un sabor rancio en mis labios para que mi lengua sufra por el fuego de su sexo
Llega marcando en mis carnes sus resabios
ultrajando lo que queda en la matriz estéril de mi verbo muerto


Viento Serena
(Lala©2012)

es ella quien se desangra en orgasmos

Sin importancia alguna
Y qué le importa a mi sombra si me desnudo frente a la amargura que me sofoca
qué le importa si provoca los dolores en mi pecho
o si destroza lentamente la madeja gris de mi tormento
Qué le puede importar a esta si siento que mis paredes se desmoronan 
que la luna se haya encadenado a la niebla triste que me sirve como tierra 
o que la melancólica brisa se haya hilvanado a las trenzas oscuras que adornan mi alquimia 
Qué puede importarle a ella si pierdo o no la sonrisa al enfrentar el espejo de esta nostalgia herida
o si grito
o si lloro 
o si en los brazos de este endemoniado dolor agónico me desmorono
Qué carajos le puede importar a esta acobardada ramera si existo o no en la sombra inmunda que la viste a ella
si después de todo es ella quien se desangra en orgasmos múltiples sobre la raíz abierta de mis amargas letras 


Viento Serena
(Lala©2012)

seguirás existiendo musa sin sonrisa


Pretexto 

Arrecia mi cuerpo con las caricias inhumanas de un verso muerto 
demudando una piel impávida, escuálida
funesta y del color de una nostalgia
Deja en mis labios el sabor rancio del vino viejo 
de ese que curte las entrañas del odre
marcando en sus adentros los recuerdos ciegos de un silencio 
Abre con tus garfios mi garganta 
sacando de la misma los pensares de la quimera muerta que vive en ella
mientras escribo con sangre las palpitaciones de este orgasmo en debacle
Vive moribunda en mi tinta 
Mastúrbate sobre las líneas tristes de esta rima sin vida
Unge mi seno derecho con incienso y colirio fraudulento
y al izquierdo 
muérdelo para que fluya del mismo los versos de mi tormento 
Entonces 
sólo hasta entonces
seguirás existiendo musa sin sonrisa
en los intentos clandestinos de un poema en contexto 


Viento Serena
(Lala©2012)

jueves, 26 de abril de 2012

domingo, 22 de abril de 2012

mi reina defendió con su vida las costas de mi nostalgia inquieta

Alfil camelo

Fraudulento y usurpador sentir que trataste de engañar las corrientes de mi fluir
queriendo robar la savia altiva de mi quimera
para fragmentar la corriente vívida de mi poema
hoy escupí tu rostro nauseabundo sin temor alguno al mirarme en el espejo y verme intacta en misma hilvanada
sin tapujos ni mirada altanera
ni dobleces en mi vida clandestina

Triste es esa condena que llevas en la joroba encadenada
esa que pesa mas que los pesares de tu inconsistente conciencia
la que aunque no vende su cuerpo prostituye mucho mas que su esencia
apestando mas que la cloaca de tu alma fermentada en la niebla

Hoy vuelvo a mirarme en la liviandad de tu falsa mirada
vuelvo a escrutar las vísceras muertas que esconden la veracidad de tus palabras
regreso a tu guarida en busca de un latir que se no hallaré pues vives en la mortandad de una hipocresía lasciva
en el coagular de las mentiras que le dan vértices a las serpientes que en tu caminar tu sombra inicua con sus lenguas sucias aniquilan

Sin temor ninguno mi reflejo sigue de pie frente al antiguo espejo
intacta y sin tapujos
desnuda y entre mis brisas hilvanada
sin un rastro de altanería en mi mirada
escupo en la cara de tu conciencia claudicada
pues aunque trataste de usurpar mis sentires para destruir el vaivén de mis líneas con tus inmundos alfiles
mi reina defendió con su vida las costas de mi nostalgia inquieta
entregando en mis manos la sangre de la musa que vivirá por siempre en las letras mustias de este poema


Viento Serena
(Lala©2012)

14 de abril de 2012