jueves, 30 de diciembre de 2010

Pieles


Pieles

Me voy a desnudar el alma
Le quitaré la piel
Desvestiré su mirada
Para cubrir su fragancia
Con los rojos velos del placer

Enviciaré la piel de mis senos
Con las caricias que juntos aprenderemos
Mientras yo
Rozo la membrana de tu cuerpo
A la vez que tu aprisionas en tus dientes
Las espinas de mi deseo

Piel
Es la célula de mi fuego interno
Aquella que me envenena de nostalgias plenas
De emociones concéntricas
Cuando seduzco el beso de tu cielo

Es la que cuando se humedecen mis fronteras
Al roce de tu barbilla en mi cornisa
Siente una cálida brisa que la hipnotiza
Eternizando mis gemidos en tu risa

Despojaré de vergüenzas mi tez
Evocando los conjuros claroscuros
Desvirgando sin conciencia
La decencia de mi oropel

Pero también anhelo alimentar
Los velos que cubren la esencia de tu alma
Saciar esas hombrías ganas tuyas
Con la hoguera de mi lava
Descender al lago de tu vertiente
Y consumir cada gota que dese él se suspende

No habrá milímetro de dermis en ti existente
Que mis labios, dedos o fuente
Deje de acariciar, tocar
Besar o morder
Hasta que en estruendosos estallidos
Te desbordes en las orillas de mis latidos
Es que por no dejar nada por tocar
Hasta con la pieles de mis adentros
Voy a hacerte dentro de mi levitar

Voy a quitar la piel de mi decencia
Para desnudar con placer tu conciencia
Robarte con mis rizos la mirada
Y con mi cuerpo desnudo
Regalarte una noche eterna de placer
Debajo de estas mantas estrelladas


Viento Serena
(Lala©2010)

Gracias a Strauss


Danubio

Saltos y más saltos
Mallas, zapatillas
Espejos, pisos de madera
Pianos, violines, flautas
Chelos y contrabajos
Apenas comienza la sensual magia


Ondas en el espacio
Van llevándonos de la mano
Sentimos los pies alados
Nos dejamos consumir
Por las nostalgias acompasadas
Nos dejamos atrapar
Entre las bambalinas
Detrás de los magos
Frente a las cornisas
Por las notas de este vals

Un vals como ninguno
Un “pais du deux”
Composición sin igual
Una pareja
En el oscuro Danubio
Un cisne entre las aguas
La belleza se define entre las almas


Un
Dos
Tres

Un
Dos
Tres

Un
Dos
Tres

Empecemos otra vez

Pasos y pasos
Mas saltos y saltos
Latidos, sudores
Pasiones y amores

No paremos de suspirar
Olvidemos los tras pies
Comencemos a bailar
Pues la ballerina sin contar
Ante el mago desnudó su alma
Con el bailó hasta el final del vals


Viento Serena
(Lala©2010)

Concierto de Chopin


Nocturno de Chopin
(Inspirado en la pieza Nocturno)

Sus lágrimas
Caen suspendidas en la brisa
Se transforman en perlas y amatistas
Mientras el rostro le acarician

La mujer en rojo
Del balcón izquierdo del teatro
Del violinista en negro
Perdidamente enamorada está
Es un secreto guardado en el baúl de sus misterios


En su pecho sólo queda el anhelo
De que su pintor, músico y bohemio
Le dedique esta nocturna pieza
Le entrega el alma
Pinte de ella un cuadro
Le ofrende su quimera eterna


Siente frio en su nívea espalda
Cada vez que una nota bemolada
Le atraviesa el hueco a su nostalgia
Viviendo en cautiverio está la triste dama
Pues el violinista al que en silencios ama
Aun no le conoce la melodía a su alma



Viento Serena
(Lala©2010)

Rosario de Perla


Rosario de Perla

Con el puñal en la mano
Con el corazón hecho pedazos
Perla frente al párroco
Se atraviesa
Semidesnuda e indiscreta le viene a reclamar

Ha recorrido largo tramo
Le ha dado tiempo
Para hilvanar sus latigazos
Esos que sabe muy bien propiciar
Con tan solo usar sus labios

En la puerta grande de la catedral
Ya la gitana semidesnuda está
Lleva en su mente una esperanza
Y en su conciencia
Una desnuda nostalgia

Que noche la de anoche
Frente a la hoguera
De la comarca
Cuando el padrecito se encendió con ella
Cuando el hombre en sus quimeras se dejó conjurar

Bailaron como dos fieras
El joven y sagrado hombre
Se entregó a las caderas en la carreta
Y ella
Conjuró en la piel de Genaro
Que no sería la única noche
Pero si la primera

De frente al fin
Los dos fulanos
Genaro sintió en el pecho
Un fuerte golpazo
Miro al cielo
Se persignó junto al averno
Parecía una aparición etérea
Su cuerpo de hombre estaba respondiendo frente a Perla

Había comenzado la misa
Y la bastardilla
Se sentó en la de al frente banquilla
Abriendo como ofrenda sus dos rodillas
Dejó que el curita con su vista
Le recorriera la guarida

El canónigo se encomendó a todos sus santos
Por no dejar alguno
Hasta nombres añadió a la eclesiástica lista
Sin pudor o susto alguno

La hechicera había dejado verse
De su pecho hasta la conciencia
Y los maridos presentes
Por mirar al frente
Como su costumbre era
Recibieron pellizcones
Y fuertes reprimendas

La misa no fluyó con gracia
Terminó a empujones
No hubo consistencias
Las monjas corrieron a sus salones
Se les caía la cara de vergüenza
Ocultaron su inocencia
Se negaron a ser cómplices
De esa inmunda y mundanal indecencia

Afuera los cotillas
Hacían abriles con sus lengüillas
Hablaban y desaforaban
De la pareja
Hasta lo que no sabían
Inventando así
Nuevas algarabías

Adentro
Justo frente a la catedral
A la derecha del viejo convento
Estaba el joven parroquial
Temblando cual párvulo
Frente a la gitana de sus encantos

Esta lo observaba en sigilo
Cual loba rapaz a su presa
Lentamente se le acercó
Al hombre le acrecentó la entrepierna
Podía sentir el aroma de la piel de la morena
Percibir los humedales que soplaban como brisa fresca

Fue cuando entonces la pícara
Y cruel quimera
Agarró con fuerza la sotana
Y con la diestra
De él la siniestra
Llevándolo con ternura a la sacristía
Pues despedirse apropiadamente quería
En el interior de la pequeña escolanía
La perversa gitanilla
Hizo agostos con sus risas
Le besó al padre desde el pelo
Hasta la barbilla
Recorrió el cuerpo entero
No se olvidó de la sombra de su hombría

Este entre suspiros, sudor y gemidos
Al cielo se encomendó desde el suelo
No abrió los ojos ni un solo momento
Tenía temor de encontrarse en el infierno
Cuando la mujer terminó de consumirlo hasta el desenfreno
Vistió con premura su verde falda
Puso por encima la blusilla oscura
Arrancó su collar del cuello
Cayeron de bruces las perlas
Haciendo presagio eterno
De las lágrimas que serían en el rostro del Padre Genaro
Desde ese día y para siempre
Una eterna quimera

El santo hombre del pecado
No podía con el peso de su conciencia
Le rogó a la gitana pecadora
No le abandonara en la tristeza
Pero la muy cruenta pero bella hechicera
De una carcajada irónica
Le devolvió al hombre la matriz de la sabiduría ciega

“Mire mi gayi sagrao
Usted no me ha entendio el jondo canto
Que esta gitana ramera morena
Solo a venio a encontrarlo
Pues tenía calor en la entrepierna
Uste se le debe a to’ sus santos
Yo me le debo a la madre tierra
Sólo vine a regalarle un rato
Vine a que estrenara su hombría
En estas mis malditas tierras
Quédese aquí tranquilito
Tómese un tilo fresquecito
No le cuente a nadie lo que aquí ha sucedido
Después de todo
Es un chisme escondio
Yo me voy ya
Los gitanos esperan por mí en el sembradío
Mi hombre tiene que estar
Mucho más que enfureció
Una cosa le dejo como regalo mío
Son esas perlas que el suelo están
Haga un rosario bello
Bendígalas
Y rece por mi alma con ellas
Hago además en sangre gitana una promesa
Cada vez que pase por esta comarca
Le abriré la puerta de mi carreta”

Diciendo estas últimas palabras
Salió corriendo por la ventana
El cura se puso la sotana
Recogió una a una
Sin faltar alguna
Todas y cada una de las perlas
Escribió en su calendario la fecha
Para comenzar a contar los días
Esos que le faltan todavía
Para entrar de nuevo
En esa maldita carreta


Viento Serena
(Lala©2010)

Orquidea morada


Serena y Luisa, antes de Noche Buena

Serena:
Madre, vine a buscar en tu alacena, pues por mis despistes no me percaté que andaba corta de almendra y jengibre

Me llevé los tuyos pues tengo que preparar desayuno a Aristarco

En cambio te dejo:

Una libélula verde

Una orquídea morada

Perfume para tu alma

Un beso

Un abrazo

Y un
Te quiero

Luisa:
¡Ay, Serena no te llevaste los suspiros de Navidad, ni las verbenas rellenas de nueces y chocolate, noto que en verdad eres muy distraída!

Gracias por tus regalos los pondré junto a los cocuyos que cantan y al coquí que se ilumina.

Besos para los dos de agradecimiento.

Serena:
Pues fíjate, he venido a buscar esas ricuras que olvidé llevar...

Es que esto de andar toda enamoriscada me trae de las trenzas, a veces olvido hasta que debo apagar las velas al salir de la habitación...

Ahora te dejo una taza de chocolate bautizada con amaretto y unas rosquillas de crema de fresas...

Luisa:
‎ ¡Gracias esas rosquillas de crema de fresa era exactamente lo que necesitaba y chocolate caliente con amaretto ya es lo máximo porque, según me avisaron, hoy va haber luna llena y si esto ocurre, como la predicción anuncia, me sentaré a esperar que los gatos maúllen y se enamoren por los tejados, mientras yo me doy el banquete de luna con tus manjares!

¡Será sensacional, gracias gitana!

Serena: Mi Madre Bella, ¿es luna llena?

Pues debo avanzar, debo terminar de escribir este cuento para poder prepararme a tiempo para la llegada de ella, La Luna...

Le avisaré a Aristarco, le diré que encienda los inciensos y prepare la tina con pétalos rojos y blancos y aceites aromáticos...

¡Los gatos ya están maullando!

¡Te dejo madre bella!


Luisa: ¡Alístate que ya la luna se está asomando entre la bruma y los espejismos que la circundan!



Una noche fantástica y muy peculiar sucedió…
La bruma no se hizo esperar, y en los espejismos, la pareja sucumbió…
Luisa, supo celebrar con la Luna y la desaparición de los poetas
En sus nostálgicos versos, su esencia derramó




Viento Serena
(Lala©2010)

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Johann Strauss II - The Blue Danube Waltz

Johann Strauss II - The Blue Danube Waltz

Chopin - Nocturne for piano and violin

Horowitz plays Appassionata Sonata - first movement

Incienso


Incienso

La atmósfera se torna serena
Recolecta los aromas de la vida
Recibe en su pecho sin desidia
Los estruendos más perfectos
Los amantes a escondidas

Fragancia sublime
Que sublimas los instintos
Embriagas mis sentidos
Sin determinar daños consentidos

El céfiro a tu lado
Crece y se recrece
Es más fuerte que el pasado
Pues con tus perfumes
En el asciendes
Desbordando en bellezas
El futuro de mi vientre

La dulce amargura que me ensordece
Hace de mis quereres lo que quiere
Cuando al ocaso envuelves en tu misterio
Estos cuerpos que se aman en tus adentros

Efluvio de los dioses
Bálsamo cultivado en el cielo
Tu esencia enturbia las miradas
Cuando te decides éter
E hipnotizas con tus armoniosas lloviznas

Olíbano de mis vientos
Acaricia mis tormentos
Despedaza mis recuerdos
Hilvana en mi pecho
Unos nuevos silencios
Haz de mi frasco
Tu hoguera
Y de mi cuerpo
Tu eterna quimera


Viento Serena


(Lala©2010)

Y es que...


Y es que...

Y es que...
Cuando me pierdo en el cielo de tus besos
Mi cuerpo responde con febril estremecimiento
Desatando la marea que golpea mi quimera
Levantando brisas huracanadas
Robándome con conciencia la decencia

Y cuando siento tus dientes
Recorriendo lentamente mi pecho
Despertando los placeres que desnudan mi centro
Tiemblo como roble embestido por la ventisca
Reduciendo mi esencia
A los delirios de tu hombría

Eres tu el que sin tocarla
A Venus enardeces
Mientras Afrodita
Por tus labios palidece
Aglaia desea su brillantez lumínica
Dispersar sobre tus rodillas
Y Electra
Por tus manos enloquece
Pero yo sobre todas ellas
Soy quien sobre ti florece

Y es que...
Al robarme con conciencia la decencia
Las brisas huracanadas
Sobre mi cuerpo desencadenas
La marea sube más a prisa
Mientras tu
Con tu fuerte grandeza
Enmudeces mi vertical llovizna
Desenfrenas mi guarida
Mi cuerpo febril se sigue estremeciendo
Y ambos sucumbimos al unísono
En el fuego del invierno


Viento Serena

(Lala©2010)

Sin fronteras


Sin fronteras

Nací mujer
No porque tenga vagina
En mi entrepiernas
Sino porque dentro de mis caricias
Hay una semilla que me determina
Hembra

Tengo en mi pecho tatuado un cuerpo
Que grita sin suspensos
Los dolores de parto de mis ancestros
Es germen de la tierra
La esencia de mi conciencia
Matriz abierta
Para ser fecunda y certera

Unos senos no me hacen hembra
Me hace Varona lo que pienso
Siento y me acrecenta
Es llevar mi rostro siempre en alto
Pues tengo mi corazón comprometido
He escrito el pacto en el ocaso
Mi alma la defiendo del hastío
No le temo más
A los recuerdos de mi olvido

Tengo ovarios
Varios
Con los que cada vez
Que mi cuerpo se acuerda
Fluyen de mis riberas
Las vertientes de mis quimeras
Pero esto
Tampoco determinar mi ser

Soy mujer, Varona
Soy hembra
Porque se y puedo llorar
Cuando nadie me considera
Puedo abrir un surco en la tierra
Para defender del averno
Mi cimiente eterna
No le temo al trabajo
Cuido las raíces de mi esencia
Madre de la Patria
Aunque esta este perdiendo su decencia
Soy capaz de levantar a su alrededor un cerco
Para evitar que se siga hundiendo en el estiércol

A mi hombre entrego hasta mis piernas
El que se ha ganado mis suspiros los latidos
Y trabaja erguido en las praderas de mi niebla
Por mis hijos soy cruenta fiera
Pudiese asesinar el frío sin vacilo
Sin que me quede cargo de conciencia

Soy amiga
Hermana, hija, nieta
Sobrina, nuera
Soy quimera
Una mujer con su estandarte bien puesto
Una que no vende las membranas de su esencia

Tengo vagina entre mis piernas
Dos senos cincelados en mi pecho
Unos ovarios varios
Que se derraman en mis cavernas
Una matriz fecunda, fértil y certera
Pero mucho más que eso poseo en mis adentros
Tengo un alma
Que grita a los cuatro vientos
¡Soy mujer con raíz y sin fronteras!



Viento Serena


(Lala©2010)

Pertenecia


Pertenencia

Porque tuyo es mi cuerpo
Tuyas mis caricias
Tuyos son mis rizos
Son mis besos
Los dedos
Tuya mi fragancia
Y la esencia que da razón a mi vida

Soy la corona en tu frente
Tu el sello en la diestra mía
El tatuaje existente perennemente
Dentro del pecho que me cobija

Muchos osarán esconderse
Entre viejas fotografías frías
Mientras tu haz de suspenderte
Eternamente y por siempre
Entre las mantas carmesí
Que calientan el cuerpo
De esta tu fiel mujer
Tu amante eterna
Esposa única y primera
Amiga leal y clandestina
Poeta de nuestras quimeras
Esa que por ti suspira de amor
La que por ti está rendida


Viento Serena

(Lala©2010)

Escritorio


Escritorio

El grave problema de esa anárquica verdad
Es que todos estamos bajo un diferente mando
No debemos pues seguir buscando como liberarnos de ese yugo tan Espartaco
Para salir juntos a la calle y por esta tierra tan nuestra meter mano
No somos buenos gobernantes
La historia de mostrarlo se ha encargado
Y perseveramos como los tercos dioses
De hacer de ella nuestro asqueroso pantano
La madre tembló y no de frío
Mucho menos por calor
Tembló por que el pecho le duele
Es amargo dolor lo que sintió
Veamos pues a donde acudir en busca de dirección
A ese Gran Divino Viejo
A ese que le llamamos Señor
Que le recordamos siempre cuando un gas nos retuerce el cuello
Cuando no encontramos la salida de nuestro hueco
Pero no me voy a distraer
Como lo hacen los del gobierno
Si la magma temblase otra vez
No dejaré a mis hijos salir corriendo
De enseñarles me encargaré
De buscar dirección sabia
Gratuita
En el escritorio del Dios del cielo


Viento Serena


(Lala©2010)

Niebla


Niebla

Deambulaban las luciérnagas
Por la espesura de la pradera
Cuando Aríagelle hace descenso
Desde su alfombra hasta la tierra
Comienza a caminar largo trecho
Se encuentra de frente con Niebla
Esta le da un triste golpe en el pecho
Mientras se suspenden en la neblina
Le comienza a narrar
Una agónica pesadilla

La musa de los versos de pasión
Amor, fábulas, dioses y cuentos
Comenzó a sufrir su primer dolor
No pudo sostener en sus níveas manos
La realidad de la verdad
No pudo encender
El carbón gélido de este encuentro

Mientras Niebla vestida de blancos velos
Su cabellera nocturna estremecida
Con la mirada gélida y perdida
A la gacela con la verdad de esta vida
Aturdía y confundía
La pequeña damisela lloraba
Lágrimas encarnadas
Su mirada entumecía

No pudieron dar un paso más
Las piedras rasgaban la piel de sus pies
Hacían surcos en sus dedos al andar
También la musa mujer joven
No pudo contener los llantos de sus dolores
Rompió el silencio
Empañó sus colores

"¡Pobre ilusa y quimérica tontilla!
No puedo entender la visión tan idílica
Que tienes tu de la existencia de los días
Vistes al mundo con batas de rosado placer
A todos con tus fábulas maravillosas
Quieres complacer
Del calor del sol esconder
Ocultarlos de la realidad
Que les quiere raer el ser"

"Hoy te ha tocado el hedor en la frente
Te has refractado en la mirada real
En el espejo de tu presente
La tierra es madre de la bondad
Mas la crueldad, vil ramera
Es quien a nuestra madre
A encadenado a la miseria"

"Es hora que enfrentes la muerte
Es tiempo que conozcas las cadenas
El momento imperfecto para realizar
Que el mundo no es perfecto
El instante preciso para desenmascarar
Las angustias y el hastío"

Estas viles y reales palabras
Hicieron un hueco en sus olvidos
Y la musa de rosadas rimas
Le lapidaron la conciencia
Hicieron un nudo en su ombligo

Cayó sentada frente a la oscuridad siniestra
Tapó con sus faldas sucias
Los moretones de sus piernas
Miró al nublado cielo
Con perlas en los ojos de ensueños
Y a garganta viva
A los putrefactos buitres
Con sus sollozos enloquecía

"Niebla, bendita Niebla
Querida
¿Qué ganas tu con revelarme lo que no quería?
Por siglos he vivido
Cantando coplas de fantasías
Ocultada de la realidad
Obsequiando al mundo
Felicidad en mis poesías"

"Cierto es que de mentiras no conocía
Más apegada estoy a mi verdad
Con ella hilvano zafiros en mis rimas
Si de muerte quieres hablar conmigo
Ha ella en el trono de Kronos he conocido
Pues hicimos pacto de no volver a tocar
El mismo clavicordio juntas, ni de oído
Sarcasmos, hipocresías, deslealtad
Odio, violencia, injusticia
Cruel prejuicio
Homicidios, fratricidios
Suicidios
Sucio consumismo
Son las plagas que Pandora guardaba
En la dorada rota caja
Que dentro del magma de la tierra ocultaba"

"Hoy, decidí dar un paseo por la tierra
Y tu con tus verdades veredes
Has apuñalado mi inocencia
Gusto de pintar en violetas las carretas
Deseo llenar las moradas de margaritas frescas
Hacer pasteles de fresa y crema
Quiero escribir amores de esos
Que no se cuentan en los libros
Anhelo un mundo eterno
Lleno de felices e inocentes críos"

"Tienes mucha razón
Quien sabe si rayo en la demencia
Pero hasta que Zeus no le ame a Poseidón
Llevaré mis rimas embriagadas en perlas
No soy musa de angustias
Soy amante de la tierra
Y hasta que me quede un hálito de esencia
Pintaré de verde las paredes de la conciencia"

Mientras la damisela enfrentaba
A la realista y satírica Niebla
Esta Señora oscura
Le temblaba el pulso
Le temblaban sus etéreas caderas
Se refractaba en su existencia
Rompió en llanto amargo
Calló de bruces en las peñas

"Eres tan parecida a tu madre
A ella, si
A ella
Pocos conocen sus fronteras
Más yo por años le escondo
Hasta sus trenzas entre mi niebla
Buscas adornar las luces
Encender las voces de las cavernas
Tratando de establecer tu imperio
Por encima de esta realidad dura y ramera"

"Los dioses aman tus versos
Ellas diosas, envidian tus poemas
Lo colosos temen a tus verbos
Las gárgolas se encadenan a tus quimeras
Y yo entrampada quedo
A la realidad fantástica
De tu eterna primavera"

Ambas
Sentadas y ocultas en la neblina naranja del ocaso
Cantaban la misma tonada
Entonaban la misma canción
Cuando de repente en su carreta
Ella, si ella
La madre de mi musa
Perla, la gitana eterna
A su hija en sus brazos
De la cruenta vida escondió
Le hilvanó rubíes en las trenzas


Viento Serena

(Lala©2010)

Cautiverio


Cautiverio

El tiempo no ha parado
Da vueltas concéntricas
Va de lado a lado
Ayer termina siendo mi hoy
Más mi hoy
No ha comenzado la cuenta
Las musas crueles me atormentan
Más la mía
No se deja ganar la partida

Es cuestión de suspenderme
De encontrarme con Morfeo
Y arroparme con el pecho de mi cielo
Sólo me resta vagabundear
Seguir las pistas de los gitanos quiméricos
Me queda solo divagar
Devolver a mis ventiscas
Los aromas del silencio

Es un raudo desafío
El que escondo aquí en mi cuerpo
Pues el cansancio me consume
Hace trizas los pedazos de mi hielo
Sin embargo
Aun cuando me confundo
Cuando me enredo en las mantas del ensueño
Los sueños no me atrapan
Huyen de mi vida
Se convierten en misterio

Fluyan entonces las palabras
Háganse entender en mi cautiverio
Si el insomnio me acorrala
Adornaré mis torpes pisadas
Con los colores de mi verso


Viento Serena

(Lala©2010)

jueves, 23 de diciembre de 2010

Mis perlas


Mis perlas

Ya con mis perlas puestas
He descubierto una puerta
Portal a la vereda de la vida
Esa que ofrece esperanzas y alegrías

Mañana aun me queda una agonía
Ver como te fundes en la tierra
Te conviertes en polvo de la Patria mía
Dejando atrás un legado
Una raíz fuerte en reconquista

Te lloraré algunos días
Quizás semanas
Quien sabe meses
Pero nunca olvidaré
Que fuiste tu
Quien con amor mi vida
Adornaste con tus quereres

Me he puesto las perlas
Solté mis trenzas
Descanso mis tristes penas
Desnudaré mi conciencia
Ya cesó la triste lluvia
La luna subió por la escalera
Las estrellas brillan aun más bellas
Ascendiste en las brisas
Regalando al universo tu sonrisa

Hoy el sol se me escondió
Mañana también a lo mejor
Mientras el otoño
Me devuelve mi primavera
Diciembre se cubre con mi abril
Y mi abuela me regala unas perlas


Viento Serena


(Lala©2010)

Mis rosas

Mis rosas

Llenaré de rosas mi espacio
Entonaré un verso de amor y encanto
Me perderé entre las colinas
Caminaré descalza
Por las calles de las sonrisas
Recorreré nuevas rimas
Trazaré las lineas
Que endulzarán la neblina

Pero ahora
Descansaré un poco
Refrescaré el aire de mis brisas
En un tropiecito
De mis tropiezos
Estaré escribiendo versos
De amor, Patria
Seducción, gitanos,
Musas, dioses
Poetas y arcanos
Pero por ahora
Contaré los pétalos de mis suspiros
Navegaré en el barco del pecho mío


Viento Serena

(Lala©2010)

Siniestra


Siniestra

He aquí mi mano
Esa con la que zurzo mis ideas
La que penetra entre la hiedra
Convergiendo entre sombras y piedras
Es la que en las noches de pereza
Me obliga a levantar la otra
Obligando a la derecha
A crecerse con sus letras

Esta es mi mano
No la diestra
La siniestra
La que nunca se amaestra
Por ser la en la oscuridad la oculta
Pues no da ni un trazo recto
No puede escribir un poema

Sin embargo
Esta, mi mano izquierda
Está dispuesta a acariciar
Dispuesta a borrar sus quimeras
Se atreve a levantar una espada en su defensa
A blandir un machete
Pa' defender su tierra
Es capaz de alzar con fuerza una bandera
La monoestrellada
Hasta rebasar sin fin fronteras

Es fuerte, fiera
Es gigante en la hoguera
Es la que tatúa sin pudor la espalda
De quien duerme a la derecha de ella
Es la que con fuerza se agarra
A unas febriles caderas
Cuando estas avasallan
El cuerpo que la encadena

Es ella la que llevará el pacto
Ese sello sagrado
Que por siempre los unirá en libres cadenas
Ironías de la vida
Será la que no escribe
No pinta o dibuja en roja tinta
Ni engalana mis brisas con rimas
Quien grite a los cuatro vientos
Que mi cuerpo tiene un dueño

No será muy diestra
Mi siniestra
Pero está deseosa
En esta noche de luna llena
De ser en sus manos agarrada
Quiere avivar el fuego de su aldea


Viento Serena


(Lala©2010)

domingo, 19 de diciembre de 2010

Mi princesa


Mi princesa

Esta noche estoy serena
Adormecida todavía
Sintiendo un golpe de nostalgia
Una nostalgia transfundida
Los ojos carecen de perlas
Y la mirada desierta
Aconteciendo que mis angustias
Se bifurcan en mis tormentos
El dolor que sofoca la sangre de mi carne
Divulga en gritos fatuos las verdades de mis pesares
Una que me enseño a ser mujer y hembra
Mujer fuerte y segura
Madre de la madre de mi tierra
Yace en su lecho
Aun con despierta su conciencia
Pero su cuerpo lo lleva arrastrando en sus adentros
Forjó en sus raíces
Fuertes robles
Con vertientes grandes en sus matrices
Se hizo grande
En el bravío ejemplo de las mas simples
A través de sus llantos amargos
Canciones de cuna
Lecciones sin culpas
Y gigantescas cicatrices
Por el paso del cruento tiempo
Que margino su salud
Amarrando su movimiento al hierro
El reloj de arena sigue su deslizamiento
Esta heroína certera escribe en oro
La historia de sus reales leyendas
Esas en donde ella era la fuerte y fiel guerrera
Que por sus hijos y críos
Al mundo entero le enfrentaba sin resistencia
De ella tengo mas que su sangre
La llevo tatuada en mi esencia
Es la madre de mi madre etérea
Es mi abuela bella, buena
Mujer entre mujeres
Siempre justa, fiel y sincera
Mas que grandiosa
Casi perfecta
Mi necesaria princesa



Viento Serena



(Lala©2010)

Cuántos


¿Cuantos?

¿Cuántos ángeles vendrán hoy a mi casa?
¿Cuántos vendrán a consolar mi alma?
Todo está en paz, en calma
Su vereda está iluminada y perfumada

Desde aquí percibo el aroma a gardenias
Ella vino a buscar a su madre bella
Se transfiguran ambas en gaviotas blancas
Alzan vuelo juntas
Cubren mis sueños
Calman mis angustias
Pero aun no comprendo
Porque siento dolor
En el centro de mi pecho

La una
Se me fue hace algún tiempo
En estos brazos hoy aun mas vacíos
Se decidió éter en las nubes
Partió en carroza de fuego
A lo lejos observa mis momentos

Hoy
Al abrir mis ojos
Se me nubló el sentimiento
Una corriente gélida golpeó mi ventisca
Hizo un nudo en mi conciencia
Hizo de mis trenzas trizas

La madre de mi etérea
Quien me regaló su sonrisa
Se subió a la carroza con ella
Azuzando mis dolores
Nublando los ojos de mi risa

Ambas
Fueron la raíz de mis conquistas
Me enseñaron a ser Mujer
Madre, Hija, Nieta
Me enseñaron a ser Patria
Cuidaron de la niñita
Se unieron en complicidad
Para hacer de mi
Ante la cruenta adversidad
Fuerte ventisca
Pero nunca pudieron lograr
Que comprendiera el dolor de la partida

En este momento
Frente al espejo desnudo de la realidad
Veo reflejadas sus imágenes
Sobre la piel de mi humanidad
Las dos en mi vientre se van convergiendo
Dejando en mi su herencia afroantillana
Haciendo de mi alma
Su eterno nido de fuego

Aguerridas guerreras
Hicieron frente a las fieras
Defendieron a su gente
No hubo gigante
Que contra ellas contendiera
Se hicieron mas que grandes
Fueron colosales por su alma noble y tierna

Al hablar de moral, ética, justicia
Fe, amor, perdón, Dios
Limpias Conciencias
Fueron estandarte puro
Pioneras y coronas de la realeza
En cuanto a la familia concierne
Roble fuerte, frondoso y consistente
Dieron sombra y cobija
A su amada cimiente creciente

Estas dos mujeres
Esas que que hoy
Se funden en mis pieles
Fueron, son y serán
La matriz de mis quereres
Esencia vívida de mi existencia

Levanto nuevamente mi rostro al cielo
Preguntándole una vez más
A mi Gran Divino Viejo
¿Cuántos ángeles vendrán hoy a mi casa?
¿Cuántos vendrán a consolar mi alma?
El me abraza tiernamente
Besando la frente de mi nostalgia
"Tranquila hija mía
Todo está en paz, en calma
Su vereda está iluminada y perfumada
Seré yo quien te consuele ese dolor
Quien te esconda en el centro de mi pecho "


Viento Serena

(Lala©2010)

viernes, 17 de diciembre de 2010

Espero en la espera


Espero en la espera

Siento en mi nido un suspiro
Uno que aun no ha sido
Está aun en mis aguas suspendido
Hilvanado con hilos de plata
A la manta de mis latidos

Unos dedos pequeñitos en mi seno
En la hoguera de mi vientre
Esos que escondo, guardo y protejo
Pronto serán la corona en mi frente
Cuando con sus ojitos tiernos
Me aprisionen para siempre

Fruto del amor que por su padre confieso
Creación de dos sueños al mundo entero descubiertos
Semilla de una planta fructífera y bella
Raíz de una Patria que se levanta de entre las piedras

Espero en la espera por tus sonrisas
Por besar tus manos
Por gustar de tu carita
Quiero entonar tu nana
Esa que escribí en mi piel
Con sagrada tinta
En mis bendecidas estrías

Escucho sin oír tus carcajadas
Esas que con las reinitas
Engalanarán el jardín de mis nostalgias
Imagino con anhelo ver tus pasitos
Danzando sobre mis pies
Bailando un hermoso vals conmigo

Aun cuando esta espera desespera
Me llenas la mirada de perlas
Al recordarme
Cuando en mis adentros te mueves
Que muy pronto
Estos brazos que sufren hoy de vacíos
Serán cubiertos con la bendición
De abrazar tu esperado cuerpo
Podré entonces al fin entonarte
Una dulce canción de amor



Viento Serena
(Lala©2010)

Archipiélago


Archipiélago

Conjunto de benditas tierras
Rodeadas por agua y hermosas estrellas
Eres el orgullo de mi sangre riqueña
La matriz de mi Patria y quimeras

Muchos ha te han versado en sus sueños
Otros te han amado hasta desangrarse
Por ti su vida, se les desvaneció en el huerto
Mientras algunos
No se han percatado del brillo de tus vientos
Anda deambulando como sin espectro
Parecen que no ven sus almas en el río de tu espejo

Te llamamos Isla
Cuando en realidad somos islas
Fragmentaciones de un volcán quimérico
Que al estallar dio a luz
Unas embriagantes playas
Enmudeciendo mis misterios

Tus verdes son la esperanza de los hijos nuestros
Los azules que te engalanan la mirada
Refrescan las pasiones de las almas desamparadas
Y esa naranja que viste tus atardeceres de fragancia
Quimera me es en las fronteras
Cuando me aprisionas sin piedad
Entre tus bellas praderas
El violeta de tus mares y océanos
Acaricia febrilmente mis ensueños
Mientras el dulce rosado de tu cielo
Besa el paladar de mis tormentos
Y el rojo carmesí engalana los labios
De las montañas de mi suelo

Hoy
Escribirte una danza quiero
Más no encuentro los compases perfectos
Para plasmar las voces que le canten a tu hermosura
Ni las notas con verdades
Que las conciencias desenmascaren

Sobre ti hoy desnudo mis piernas
Bañando mis pies en la nostalgia de tus riberas
Levantando altar a los próceres de esta tierra
Aquellos que defendieron las entrañas que nos engendran


Archipiélago sagrado
Eres el padre de mi nostálgico canto
En tus calles me refracto
Cuando descalza paseo
Por la verdadera historia de tu encanto
Puerto Rico amado
Frente a ti mis brazos alados
En ofrenda de amor levanto




Viento Serena

(Lala©2010)

jueves, 16 de diciembre de 2010

Concerto


Concerto

Poeta
¿Será posible que me dé la oportunidad de besarle la frente
Y poseer los labios con la piel desnuda de prejuicios?

¿Será acaso que pueda yo poseer la vertiente
Que derrama los versos sobre los verbos que me aprisionan a su cuerpo como a sus letras?

Poeta
No me haga desvariar
Dígame si es posible que haga un nudo a sus dedos con mis dedos
Y que su cuerpo y el mío sean la partitura del mismo concierto

¿Podré ser yo acaso la sombra sobre los ojos que descansan su alma
O ser ese rojo que imperioso se hace dueño de sus ahogos?

Poeta mío
Muy mío
Lo amo
Lo deseo
Escriba sobre el pentagrama de mi piel
Sus notas, puntos y silencios

En este preciso momento
Mi cuerpo tiembla de frío
Está huérfano de los besos
Esos que le congelen los sigilos
Es que esta avaricia no perdona
Siempre exige más
No se conforma
Pide que me colme de suspiros
Que orqueste los bemoles
Que me sostenga entre los soles
Y que al fin haga una coda en mi ombligo

Amado Poeta de mis notas y emblemas
Tome en sus brazos mi cello
Haga de su poema mi adagio
Dirija la obertura de mis gemidos
Hágalo pronto
Pues mi cuerpo sufre de vacío



Viento Serena
(Lala©2010)

Buenos días


Buenos días

Despertar abrazada
Al cuerpo del señor de mi cuerpo
Aspirar su respiración
Tatuada en mi cuello
Una lluvia coquetea
Golpeando la ventana pecadora de la casa
Unas gotas de miel plateada
Sobre la piel húmeda de mis membranas
En mis dedos
Una canción que alborota el olor de mis hormonas
Una tormenta de rayos y estruendos
Despierta los latidos de mis senos
Unos besos de amor
Unas caricias que florecen en mi flor
Un “Buenos días mi amor”
Unos versos junto al café del sol
Un verbo
Que busca hacer un hueco en mi centro
Así es como día a día
Junto a mi amado
Despierto




Viento Serena
(Lala©2010)

Lujuria


Despertar

Despierto…
Luego de haberme perdido por unos tropiezos
De haber deambulado en los sigilos del gélido desierto
El éter esmeralda me devolvió los versos
Recuperando la fe en los ocasos acompañados

Desperté a su lado
Lo observé dormitando
Sus ojos cerrados me hablan tanto
Conversan con mi alma
Escuchan mis retóricos halagos

Es imposible no querer acariciar su rostro
Quererme perder en su fragancia
Desear fundirme a la piel de su desnuda alma
Reconocer que lo amo más que ayer
Pero menos que después
Quiero escribirle unos versos nuevos
Líneas de pasión y amor eterno

Distraer su mirada con mi azul fragancia
Para recuperar su esencia almendrada
Y agruparla con mis rizos en mi falda
Haciendo un elixir de sus silencios
Para beberlo lentamente
Lento
Muy lento
Y saciar la sed que siento por su cuerpo
Cuerpo que me nace los deseos por su estruendo

Aun duerme a mi lado
Despertarlo no quiero
Quiero satisfacer mi lujuria
Observando su desnudez en la penumbra
Mientras acaricio mis quimeras
Siento que me quemo en la hoguera
Explotan relámpagos en mi caverna

El duerme
Apacible y calmado
Ingenuo a lo que hago
Mientras el dormita
Y yo le robo la inocencia
La fragilidad a su alba

Despierto…
Luego de haberme dormido de nuevo
Despues de haberme tocado el cielo
Disfrutando del sueño de mi dueño
Apropiándome de su núcleo
Mientras él yace suspendido
Sin enterarse de mi locura
Esa que me llevó directo la lujuria

Ahora
Despertarlo quiero
Le besaré sin cesar
Lo haré con desenfreno
Escribiremos juntos esos versos
Sobre la piel sin velos de nuestro cuerpo


Viento Serena
(Lala©2010)

Crisálida


Crisálida

Envuelta en un manto etéreo
Recibes del universo
Los trazos mas perfectos
Redondeando tus quereres quiméricos
Amalgama de sentimientos
Conjugaciones en tu silencio

Una entre mil
Como tu no hay quien se distinga
Suspirando entre las rosas
Dueña de lo que te rodea
Esperanza para esta Patria tuya y mía

Entre las luces divinas del prisma
Tu mirada esmeralda difuminas
Resurgiendo entre los versos
Escribes desde el centro de tu pecho
Haces surcos en el cielo
Dejando una estela hermosa y eterna
En las membranas de las conciencias

Tienes mucho que adornar
Aun tus alas no están completas
Les faltan los colores únicos
Que enmarcarán tu realeza
Sin embargo
Cuando aun descansas
Esperando quien te libere la seda que te encarcela
En tu ninfa has logrado
Que muchas nubes blancas
Se fijen en tu humilde grandeza

Cuando por fin hayas alcanzado tu vuelo
Cuando finalmente tus alas
Se confundan con el cielo
Mi rostro se inundará
Con las gotas del otoño
El pecho se me embriagará
Con el elixir de tu cristalino pozo
Serás entonces la más grande de las letras
Sin dejar de ser mi amiga y hermana
La tierna y sensual en los poemas
Zenaida...
La de mis aguas cristalinas
Mi crisálida




Viento Serena

(Lala©2010)

miércoles, 15 de diciembre de 2010

Ventolera


Ventolera

Una ventolera mojada
Se coló por la ventana
Envolviendo unos cuerpos
Haciendo de ellos una sola alma

Sin tocarse aun
Frente a frente
Se besan sin besarse
Se poseen sin poseerse

Una distancia no es la cárcel
Libremente ante todos
Se conjugan al quererse
Y el viento es el cómplice
De sus amores en secreto

Ella ha decidido
Tatuarse en la espalda un sueño
Él le ha prometido
Mojar con su esencia su cuerpo
Son dos vagabundos bailando el mismo suspiro
De la misma gaviota el mismo trino

El céfiro les sabe desde el hueso las partes
Esconde en sus ventiscas
Los secretos de sus de sus aun no propiciadas caricias
Les promete en sus alisios
Una vida eterna llena de sonrisas
Una existencia juntos
Más allá de las ventiscas

Una ventolera mojada
Se escapó por la ventana
Desnudó unos cuerpos
Haciendo de ellos
Una misma mirada

Viento Serena

(Lala©2010)

Concéntrico


Concéntrico

El amor es una fuerza mágica
Concéntrica y sempiterna
Que te regala alas plateadas
Hace fulgurar tu alma a la distancia

Es la energía cósmica concentrada
En palabras moradas y sagradas
Es la que me adorna los rizos con sus perlas
Me canta versos sinceros
Hace un nudo con luces en mis huecos

Es quien nos quema la piel
Nos devuelve la fragancia
Aprisiona nuestras miradas
Apacigua nuestras dudas
Nos roba el sueño
Despertando nuestras ganas

Es el amor el cruel empeño
Que nos cicatriza el dolor
Y nos deja flotando
En las nubes del suspenso

Viento Serena

(Lala©2010)

Preciosa noche


Preciosa noche

Es una noche preciosa
Quimérica, nostálgica
Estuve caminando por las costas
Observándome reflejada en sus ojos
Ojos que no mienten
Que me desnudan el alma

Los peces saltaban danzando sobre las olas
El viento travieso me levantaba la falda aurora
Aquí, desde el grande mar de mis sigilos
Solo quiero deambular sobre las rocas del olvido

Se ha pintado la luna de locura
Unos versos se me han perdido en la penumbra
Mientras las estrellas se hacen trenzas con mis dilemas
Y las gaviotas le entonan un himno a mi nostalgia plena

Preciosa está la noche
Se presta para sentir un poema


Viento Serena

(Lala©2010)

Esa mujer


Esa mujer

Soy esa mujer de tierras mansas
¿Quién quiere de mi verde?
Son tantos los colores que me pintan la mente
Soy la matriz de lo que se lleva la corriente
La que se viste de desnudez
La que en sus labios florece

Soy el destino de mi poeta
Del trovador que me amanece mientras canta
De hombre que me lleva tatuada en su alma
Soy la hija de esa gran mujer llamada Patria
La que llora en silencios
Cuando su tierra se desangra

Seré enterrada en el vientre de una vasija de barro
Al igual que mis arcanos ancestros
Esos que vivieron de amores
Y murieron por ajenos desengaños

Soy quien se levanta en la penumbra
Decidida a hacer las paces con la angustia
Dispuesta a escribir sobre la piel de la niebla
A esconder mis suspiros en los ojos de mi pena

Y es que soy esa que de noche se levanta
Acariciando las membranas de las palabras
Aquilatando las respuestas que me explotan la garganta
Mientras me paseo por las veredas rosadas
De la alcoba que me encanta la fragancia

Y por no dejar de ser, soy
Soy la vertiente de verbos
Implacablemente conjugados con sus versos
Soy la que hilvano sobre su pecho
Una canción, un poema, un cuento
Soy la mujer que tiembla en éxtasis
Sobre el cielo de su cuerpo


Viento Serena

(Lala©2010)

Poeta




El poder del amor trasciende espacios
Pero nunca se interpone en los ocasos
Mis poemas
Son hijos de un amor
Aliados de mis pasos

Al escribir
Los poetas nos damos a la vida
Nos entregamos a la realidad de la fantasía
Nos hacemos cómplices del universo

Es pues un error craso
El querer meterse en la mente del poeta
Esta es tan diversa, fragmentada
Refractada en las palabras que nos salen del alma

Escribimos del aire y en el aire
No nos atamos a los fraudes
Nos dispersamos como ángeles
No nos cortamos las alas
Nos embriagamos del vino de la nostalgia

Viento Serena

(Lala©2010)

Palabras


Palabras

Trasciende a la palabra...

Una mirada
que brote del alma

La fragancia de una caricia
que me llegue hasta el tuétano de la brisa

Un blues
que me desnude la vergüenza sin censura ni cordura

El silencio a gritos
que me recuerda olvidar los recuerdos de mi olvido

Su cuerpo caliente
que se derrama en mis vacíos como copa delirante

Una pasión constante y palpitante
que me descubra sin velos y embriague mis senos

Un descaro absurdo
que se conjugue con mis horarios taciturnos

El ferroviario
que me transporta directo a su desenfreno sin escapularios

Una nana sin música
que haga orgías con mi irreverente musa

Un desencuentro fortuito
con las letras perdidas en mi abismo

Un verso sin vestido
que me vista de plata el ombligo

Su piel con olor a madera
que hace de mi vientre su hogar y hoguera

Un amor de arcabuces
que se confunda con los tragaluces en otoñal primavera

Un verso acuartelado
por un recuerdo en el ocaso desmantelado

Una rima ardiente
que me enarbole mientras dentro de mi sus raíces crecen

Su sexo sin condiciones
que me amarra libremente al amor de sus albores

Una palabra en mis versos trasciende
Cuando suelto los rizos de mi pelo
Y sin pensar mojo la punta en mi tintero
Entregando mis dedos a los enredos
Divulgando al mundo mis entuertos



Viento Serena


(Lala©2010)

lunes, 13 de diciembre de 2010

Recre-ando


Recre-ando

No digo nada
Más escribo un porciento atolondrado
Recreo y ando recreando los abrazos
Reciclando los halagos
Que en un momento me pintaron en un cuadro
Sin embargo no captaron mis adentros

Ando en el recreo de los recesos
Descubriendo un universo nuevo
Donde ceñir mis verbos puedo
Trapecios donde mezo mis silencios
Carruseles para pasear mis deseos
Veredas rosadas que me permitan disfrutar del desierto

Unas cuantas gotas del elixir de su vida
Han devuelto nuevas esperanzas a mi orilla
Mi musa que hasta hace poco había estado adormecida
Se ha levantado de su letargo amargo
Se ha unido a la recreación de mis sinfonías

El tiempo se para
Se detiene y posa sobre mi espalda su mirada
Tanto por reconocer en mi ser
Sin embargo no puede llegar a más
Se estanca en el espacio sin piedad
Cuando el mar alza la voz para acallar mis llantos
Logro entonces reconocer
Que hay dolores que nos ayudan a crecer
Recreo andando sobre los muertos
Recreo y ando creando
Sobre el valle de los silencios

Ayer es un hoy en mi calendario
Un mañana que no se rige por horarios
Sin prisa con una sonrisa picara
Acompañando las notas cristalinas de mi brisa
Cuando a los recuerdos los envuelvo
Los entierro en el centro mismo del infierno
Dejando en el vacío del abismo profano
Las memorias que hasta hoy me habían dañado

Ya no me pueden hacer daño
He roto las cadenas del miedo
He recreado los logros
Hice un altar a mis peldaños
Escalones que sigo ascendiendo
Sin mirar atrás
Sin llamar al despechado pasado

Ando en recreo de mis amores sinceros
Busco unas palabras por mi inventadas
Con las que pueda remembrar sus memorias
Bordar en su pecho unos sueños nuevos
Inventar caricias para despertar sus deseos por mi cuerpo

No quiero lo que quise
Quiero lo que tengo
Lo que quiero
Lo que me llega al tuétano de mis matrices
Lo que con mis manos creo
Lo que la creatividad me regala en sus cabellos

Con mil razones de necesitar sus respiros
Pues de ellos me alimento
Con sus suspiros adorno mis anhelos
De su aire me sustento
Su piel es quien me devuelve el estruendo
Cuando con sus manos controla mis estallos
Y con su barba desnuda mi garganta

No quiero más calma en la tempestad de mi alma
Muero porque crezca en mí su flor
Después que su lluvia moje mi jardín
Que con su tramo haga un surco en la piel de mi matriz

Creando en el receso ando la compostura de su figura
Desechando los trozos de la penumbra
Que no me alumbra
Para alumbrar con mi espesura
La membrana perfecta de su tesura
Desvariando por dentro con fuego
Elevándome sobre su cuerpo
Andando y viniéndome
Creando con mi vida
Un éxtasis de lujuria
Un cúmulo nimbo de placer

Ahora
Lo he dicho todo
Me recrean los abrazos
Me los regalan nuevos
Los estreno
Con ellos me adorno los senos
Escriben sobre mi desnudez los halagos
No me pintan un cuadro
Mas me aman mientras me cantan un tango
Y por dentro
Me calientan el invierno
Recre-ando
Un espacio
Para seguir cantando tangos
Y olvidando el pasado



Viento Serena

(Lala©2010)

Monarca


Monarca

Poco a poco te has estado encadenando
A los caprichos de esta nodriza
Mujer musa que se sienta a la orilla
Esperando que le raptes
Y la lleves al palacete tu monarquía

Por sierva te será cuando busques compañía
Servirá en tus mesas, en tu corte
En tu cama por amor y sin pereza
Lo hará sin condición alguna y por toda la vida
Solo esperando que le llenes las reservas
Y el fuego de su centro
Con tu manantial extingas

Es tu amante entre las consortes reales
Bailará sin vestido hasta altas horas ancestrales
Y cuando necesites una conversa amena y sincera
Inteligente y reconfortante
Más que una tonta habladuría siniestra
Sentarase a tus pies a escucharte atentamente
Y a contestarte diligentemente
Mientras la pasión te enciende al estremecerse

Le sabes de la piel hasta los sabores de sus olores
Conoces de sus pies los colores que desconoces
Y al subir con tu lengua por sus piernas de piedra
Pierdes el juico en pleno
Al reconocer el dulce esplendor de su hueco
Ese que solo a ti estará ofreciendo sin prejuicio

Será la emperadora de tu monarquía
La dominadora en tu estera erguida
La dominada y fiera pantera
La madre deseada de tu promesa

De día la pasearas como el orgullo de tu corona
Por las noches la poseerás como la mujer que te entrona
En el alba cantará para ti cual gaviota en la playa
Al atardecer arderá en tu cama cual estrella en la vereda láctea

Sentada vestida de nubes sin fragancia
Esta la nodriza esperando por tus barcas
Cuenta las brisas que le atisban su risa
Atiborra de ideas sus maquiavélicas ventiscas
Está segura que cuando llegues a sus orillas
No querrás soltar los amarres que hará
Para mantenerte atada a sus delirios
Adornando tu monarquía con sus gemidos y suspiros


Viento Serena
(Lala©2010)

Trazos


Trazos

Camino por la orilla de la oscuridad
Dejo unos trazos de mis huellas
En el marco de la puerta
Descubro el camino que me conduce
A la sombra que me libera
Subiendo por la escalinata celeste
Para encontrarme con los brazos
Del poeta que conoce
De mis letras
Hasta los gemidos
Y de mis gemidos
Hasta el sudor de mi canela

Fundo los espacios recuperados con sus latidos
Multiplicando nuestros suspiros
Al deslizar su cuerpo erguido
Consolando el llanto de mi ombligo

Trazos de su carne
Los deposita en mis caderas
Mientras lo suspendo en mi cielo
Dándole de comer del fruto que aun conservo
Siento su cabeza entre los montes de mis laderas
Apoyada en el centro
Respirando el fuego de mi pecho
Usurpando de mi hueco temido
Los colores que darán luz
Al temblor de su fruto prometido

Trazos de mi alma
Las riego sobre su cama
Cuando desnudo mi desnudez en su presencia
Dejando sobre su piel
El aroma del incienso de mi esencia

Diversificando los verbos que nos entrelazan
Trazamos mas allá que de pasión
Unas eternas palabras
Desplegamos en la tela que descubre nuestras miradas
El amor que distorsiona
Nuestra sexual fragancia encantada


Viento Serena

(Lala©2010)

La misma tinta


Una misma tinta

Vagabundeaba mi mirada
Desertando con mis palabras
Narraré unos sucesos
Los vertiré en las lineas de mis versos

En una veraniega mañana
El madrigal con su trino me despertaba
Se posó sin titubear en mi ventana
Alborotando mis pensares
Revoloteando sobre mis mares

Sacábame dormida de las sábanas que mi cuerpo acaloraban
Un poema de nostalgia estalló justo en el centro de mi pecho
No dudé nada
Comencé a amarle en silencio

Lloré mucho al leerlo
No comprendía el amor que este trovero
Por de mis versos la madre, Julia
En sus grisáceos versos le profería
Una a una fui absorbiendo sus lineas
Quedamente fui diluyendo mi esencia en su tinta

No pasaron muchos tropiezos
Cuando mediante los versos
Nos fuimos descubriendo
Algo mucho más que el cuerpo
Haciendo testigos a muchos
De este amor profundo
Puro, claro y honesto
Que ha conjugado nuestros adverbios

No hubo injusticia alguna
Hubo espera de consignas dignas
Gratificante fue esta quimera
Alimentó febrilmente nuestra hoguera

Hijos escritos multiplicados al ciento
Lentamente fui para él escribiendo
Donde serenamente y agresiva
Fui su piel conquistando
Construyendo barricadas
Para la que sería y es mi guarida

Muchos nos observan
Leyendo nuestros centros
Se disfrutan con nosotros
Nuestras rimas en estéreo
Otros a la distancian
Se tornan verdes e inconscientes
Nos envidian hasta los sueños
Quisieran vernos aplastados por las corrientes
Mientras algunos son los que conocen
Las verdades que nos circundan
Son estos los que aman de nosotros
Hasta nuestros más infantiles juegos
Son los cómplices fieles de nuestro silencio

No hay un despertar
Que no amanezca en su pecho atada
No hay un anochecer
Que no me pierda en los besos
En su espalda recostada
No hay en fin un tropiezo del tiempo
En el que al mirar a mi lado
No me sienta amada
No existe un suspiro de momento
Que no sienta que sólo a él pertenezco

Somos una rima consonante
Hemos sido escritos desde mucho antes
El tiempo se hizo cómpinche de los aires
Cuando por un hermoso poema para otra
Trajo a este hombre al que adoro
A los confines de mis valles

Conoce de mí hasta los dolores de mis pesares
Los ha hecho suyos
Los ha guardado en sus costales
No tiene temor a mi pasado enfrentarse
Sin embargo siente pudor
Al tratarse de los males ancestrales
Levanta espada en contra de los fantasmas avernales
Cortando sus cabezas
Defendiendo sus comarcas
Y sagrados portales

Yo por él
Capaz sería de enfrentar a la muerte siniestra
Le abriría un hueco en la frente
Derramaría ácido en su cerebro
No me importa hacerme dueña de sus tormentos
Alivianando su carga
Descansando su mirada enturbiada
Ofrendándole mi alma, pasiones y sueños
Por él sin duda alguna
Retorcería el cuello de Hades
En las mismas puertas del infierno

Con él siento la seguridad
Que mis esperanzas alumbra
Completa mi vida
Con su verdad y bondad
Enciende fogata a mi penumbra

Somos de un mismo poema
La estrofa entre uno compartida
Somos metáfora
Imagen real y vívida

Y cuando me desnudo frente a su mirada
Tranquila
Sin vergüenza
Sin prejuicios
Ni inmundicias
Se abre el cielo
En pleno conocimiento
Demostrándome una vez más
Que fuimos
Y somos declamados
Por una misma y bendita tinta



Viento Serena

(Lala©2010)

Los siento


Los siento

Aquí
Literalmente recostada en tu pecho
Sintiendo el aroma de tu tibio cuerpo
Respirando tus latidos
Absorbiendo tus ronquidos
He decidido hacer pacto siniestro

No soporto más las palabras
Que se desbordan de esta angustia
Me andan torturando
La matriz en la penumbra

Lapidación fatal
Tormentosa quimera
Desequilibrio total
Cruel actitud que me condena
Encadenando mis pies a la miseria

Inseguridad
Es quien me borda las letras en el tiempo
Cuando al despertar me acorralan
Estos imberbes pensamientos
Vulnerabilidad
Quien se acuesta sobre mi cantera
Mientras que la honesta realidad apacigua mi núcleo
En tu adormecida presencia

Grave estupidez es la que se retrata sobre mis momentos
Al dejarles acaparar mis más surrealistas versos
No puedo intentar siquiera desdoblar mi frágil cuerpo
Para poder observar desde afuera esta debilidad que me está poseyendo el silencio

Eres tu
Quien a mi lado despiertas cada sereno
Quien día a día
Cada día
Levantas por mí un altar
Izas en mi playa tu bandera
No ves el instante idóneo, idílico y perfecto
Para dejarme saber que es mucho más que amor lo que por mí estás viviendo
Si te permitiesen ofrendar algo que mostrara tu pasión por mi verbo
No dudarías en capturar por mi un dragón
Para adornar los rizos sueltos en los que enredas tus dedos
Y si tuvieses que por mi aniquilar
No dudarías ni un ápice para desgarrar a conciencia
La piel de quien se atreviese a faltar a mi inocencia

Sin embargo
Aun teniendo la certeza de esto
Y mucho más que esto
Tengo pesadillas al pensar
Que hay mas poetas por ti escribiendo
Algunas otras ajenas a nuestras rimas
Unas atrevidas sin consigna

Triste torpeza la mía
Pero es que eres tu la razón y alma de esta existencia mía
No toleraría ni un segundo de mis días
Que otra mujer se acercara a tu cuerpo
Ni aunque fuese a través de unas reducidas líneas
Por ti capaz soy y sería
De estrangular de ellas
Sus ahuecadas poesías

Se y estoy consciente que esto es un tonto desvarío de esta humana condición mía
Pero no puedo tolerar más lo que siento
Entre el pecho y la piel que cubren el centro de mi cuerpo
Parecen hienas que se alimentan de mis asustadizas piernas
Se asemejan a lobos rapaces
Cuando descuartizan sin piedad su presa

¿Será acaso esta mi perpetua condena?
¿Tendré acaso que por bondad etérea
Por el bien nuestro levantar blanca bandera?
¿O a lo mejor tendré que tolerar
Y leer esos vacíos poemas?
Después de todo tu
Eres el rey masivo de mis tierras
Y yo la corona que engalana tu frente eterna

Nunca antes los había conocido
Para mí sólo eran una infame leyenda
Más hoy les evalúo y escribo
Quiero hacer la paz con ellos
Mediante estas amargas letras
Pero quiero estipular algo en esta contienda
Aún cuando logre sincerar con ellos
Muchas continúen infatuadas con tu existencia
Y yo en mutismo sus versos junto a ti lea
Sólo soy yo la dueña absoluta de tu alma
El deseo de tu cuerpo
La patria de tu ceiba



Viento Serena

(Lala©2010)

viernes, 10 de diciembre de 2010

Esa foto


Picardía



Es que al observarte a la distancia

Siento un desbordamiento en mis deseos

Una mirada tuya me basta para enamorarme

Solo un atisbo

Y me despiertas las salvajes ansias

De saciar todos tus caprichos



Fuego va abriendo paso en mis tormentos

Trazando el mapa que luego recorrerás con tus dedos

Y con tu traviesa lengua y con fuerza

Surcarás mis espacios

Haciendo que me pierda entre la niebla espesa



Devuelve a mis huecos

Los brebajes que hipnotizan mis sentidos

Mieles que cicatrizan mi vertical herida

Cuando con tu saliva me ofrendas fragancia a mi vida suspendida



Picardía entre la juglaría

Sonrisa que me estremece hasta las ventiscas

Manos que acarician el cielo de mis primicias

Labios que se sacian

Con las aguas de mi guarida



Viento Serena





(Lala©2010)

Erase una vez un tatuaje


Erase una vez un tatuaje

Erase una vez
Una mujer a un hombre tatuada
Con fragancias embriagadas con esperanza
Derramada en las palabras de la alborada
Envuelta con el cielo que desnuda el alma
De quien la abraza

Una gacela frágil y enamorada
Dibujada en el despertar del hombre que la ama
Dispuesta a caminar sobre los cristales escarlata
Dejando atrás los recuerdos que le desgarran a la distancia

Se levanta en sigilosos pasos
Pasos silbando en la casa de sus olvidos
Dispuesta a crear nuevos recuerdos
Encerrada en la libertad de quien la acuna en su pecho

Se ha despertado
Sintiendo unos brazos que la han frecuentado
Anda descalza y con sus rizos alborotados
Suspendida en el aire de su nostalgia
Viéndose tatuada en un febril cuerpo

Erase una vez
Un hombre con la esencia de ella
Tatuada en la madera de su pecho
Sintiendo desde adentro
Como ese amor los iba consumiendo

Disfrutando de los pies
Que rodeaban el espejo de su cara
Mientras los arcos
Le embrujaban la alborada

Había decidido devolverle los silencios
Adornarle los gemidos
Para recuperar sus refractados sentidos
En ese cuerpo que le estaba siendo servido
Por fin encontraba de su vida el sentido

La había soñado
En quimeras
Besado
La había deseado
En sus versos
Amado

El tiempo se ha encargado
De conjugar estos dos verbos
Fusionarlos en el mismo viento
Son de los sustantivos
Los adverbios
Son de los adjetivos
El futuro pluscuamperfecto
Son el tatuaje ideal
Para encriptarlos en los misterios

Erase una vez
Un hombre y una mujer
Tatuados en la misma tinta
De un poema quimérico


Viento Serena



(Lala©2010)

lunes, 6 de diciembre de 2010

Refracto



Refracto

Hoy, he decidido desnudar el alma de mi luna
Vestirla con los fríos colores de mi amanecer
Aunque mi quimérica esencia esté por anochecer
Resumo la vida en la espuma que me alumbra
Descendiendo por las praderas de luces violetas
Mustias luciérnagas danzan en mi penumbra

Las gárgolas virginales se desvisten en la oscura catedral
Danzando alrededor del panteón de Neptuno
Este aromatizado por la mirada de Aríagelle aparenta estar

Esa musa de la enhiesta palabra
Ha hecho vestigios con sus pisadas
Envolviendo su cuerpo con las lilas olas
Levantó en el dios del océano
Unas pasiones con cruel desenfreno
Lo envolvió entre sus mantos empañados

La joven refractora se asomó al espejo de Aurora
Cuando el pobre inmortal de los mares
Se paseaba por las orillas de sus portales

Al posar sus ojos profundos cual piélago nocturno
En la refracción de aquel virginal cuerpo
Envuelto en cendales albos y oscuros
No pudo contener el encuentro con su ser
Hechizado ante la campesina nodriza
De bruces sucumbió en muerte de placer

Musa de las gaviotas en el cabello anidadas
Estas jugando entre las olas a ser la madre de las algas
Coqueteas con el sueño de ser la reina entre las perlas
Cuidadosa camina entre el mangle y el salitre
No vaya a ser que en Pegaso te convierta la celosa Anfitrite

Anda sigilosa entre la efervescencia de las crestas
Medusa alarida en la guarida de la vertiente desértica
Ha visto en el espejo del recuerdo la refracción de tu cuerpo
Acaricia la idea de tornarte en efigie de sal y piedra
Reclama que le has robado la candidez de sus versos
En cambio le has dejado unas coplas sin adverbios
Envidia la perpendicularidad de tus líneas siniestras
Quiere arrancar de tus matrices las rimas con que cincelas

¡Ay musa, mi musa sensual y traviesa
No bien has regresado
Y un estruendo en el Olimpo has causado!
Poseidón es solo un refracto
Un dios envuelto y casi muerto
Entre los velos de tu empaño




Viento Serena



(Lala©2010)

Es cuando entonces apareces, cuando pensaba que eras una lumbrera apagada



Las gaviotas inundaron mi mirada

Bandadas de ráfagas trajeron nuevos verbos

Los misterios metafóricos uno a uno

Todos están siendo descubiertos

Una caja pandoril está siendo saqueada

Mi musa anda toda alborotada

Escribe sus versos hasta sin palabras

Anda revuelta

Encantada

Desenfrenada
Sobre un peñón madre selvático
Espera por mí
Serena
Tranquilamente sentada

Fresco atisbo que arrobome la esencia
Al desplazarse con plácida vehemencia
Por los montículos conspicuos de mi clemencia
Suave caricia que perforó mi escasez
Sus lánguidos dedos devoran mi parecer
Ella sucumbe al pecho de mi anochecer
Trayendo en sus fragantes cabellos
Versos nuevos tiernos
Para adornar mi amanecer

Encantamiento desnudo
Ese que profesa en sus letras
Con rayos y centellas
Haciendo rizos a mi quimera
Toque sensual
Con aroma de auroras
Victimizando al Eros
Con sus manos lo hipnotiza
Mientras a Artemisa
Le quita el arco y la flecha
Y con sus voces de río acaudalado
Sin cuestionamientos la hechiza

No es mortal
Tampoco una diosa viperina
Pero en las noches de brisa fría
Por acunar a los infantes
Mi musa amada
Musa querida mía
Alimentando sus maternales pisadas
Se viste de nodriza campesina

Escribe versos en vertical
Su perpendicularidad dramatiza
Vesta levanta en su nombre un altar
Ante ella humildemente se arrodilla
Mientras Minerva
Le entrega sus maternales artes
Envueltos en una estola de estopilla cristalina

Sentada en su roca musgosa
Ataviada de velos blancos
Ensimismada entre las alondras
Existencia mía es la que la atolondra
Sin embargo sonríe con sus manos
Devolviéndole los suspiros
A mi alma color de rosa
Acaudalando mis cantos
Con su esencia misteriosa



Viento Serena


(Lala©2010)

domingo, 5 de diciembre de 2010

Acorralada

Imperecedera









Si, acorrálame así



No, no te detengas



Eterniza esta tortura imperecedera



Tus manos en mis cúpulas



Me llevan a sentarme en la sede de tus comarcas



Tus labios en mis plantas



Hacen que te confiera mi corazón







Alma, cuerpo y alboradas















Viento Serena





















(Lala©2010)

Cicuta


Narcótico

Tus pulmones se tragaron mi olor

Se contagiaron con el narcótico dulcificado de mi pasión

Pero más allá de este candor que existe entre los dos

Ya no existen los silencios a bramidos

Ya no hay enigmas benditos

Solo…

Amor de adhesiones

Apetitos de existir

Persistentemente fundidos



Viento Serena



(Lala©2010)

Aristarco Y Viento


Erase un hoy



(Aristarco & Viento)



A.D.

Erase que me envolví en tus rizos

bebí de tus vientos vehementes

y quede perplejo ante tu desnudez,

fui antes de ti,

un ángel cabizbajo sin alas

que de vez en cuando

me lancé a la tierra

a confrontarme con el golpe de la creación...

mas ahora en tus brazos canelos

no solo tengo fragancias que me funden con la vida,

tengo,

tengo una madrugada que me nace en el pecho

eternamente...



V.S.

Y yo

Estuve deambulando entre las ramas de la quimera

Dispersa entre las nubes mas realengas

No tuve comienzos ni finales felices

Fui una entre otras...

Hasta que entraste a mis confines

En tu pecho me desenfreno

Sabiéndome segura aunque algo inquieta

Cuando con tus dedos en silencio

Desembocas mis gemidos

Abriendo un pasaje entre mis latidos



A.D.

Solo buscaba un corazón para este rabo de nostalgia

mi corazón se recostó a llorar un otoño

las hojas cayeron

y fueron las hojas escarneciendo mi inquietud...

pero fueron verdes,

Rojos crecieron entre mi...

una luna se poso en mi mejilla

y me sirvió de curandera

dándome empujones a la planta de mis pies...

erase,

que no perdí un tropiezo luego de ti...

se acumulo la caricia en mis oídos

y hoy,

Hoy estoy aquí...




V.S.

Y yo

Aquí estoy

Haciendo para ti casa nueva

Creando imágenes perfectas

Para la cimiente nuestra...

Bordando en escarlata

Nuestras cálidas frazadas

Acumulo en mi vientre un sueño plateado

Donde anido fragmentaciones

De una ilusión envuelta entre nuestras manos

Viértome en tu sustancia

Escondiendo mi rostro en tus sigilos

Anudando en tu mirada tan clara

La misma esencia de mi alma



A.D.

Porque así como el mar

imita el rostro del firmamento,

robare tu esencia para almendrar las fechas nuevas...

un sueno fue criado

Por mis parpados cerrados...

esperando que la luz sucumbiese a la añoranza...

y así fue,

desperté una madrugada abierta

y me encontré que me arropaba el céfiro del sol

el mar erigió su camino al horizonte

y me dejo pasar...

Hoy camino adelante,

con un alma amatista de la mano...







Lala 2010

Cambas

Cambas vacío

En el mismo medio del caluroso estudio
Se encuentra este famoso y alocado pintor
Pincel y brocha en mano
Y en su corazón, una nueva ilusión

Daba vueltas y vueltas en círculos
Retrocediendo y avanzando
Buscando y hurgando
Colores perfectos en su paleta
Para plasmar en su cambas blanco y vacio
Los designios de un corazón rebosante de pasión

En la mesa, la de la esquina derecha
Hay una cajita de madera en la que guarda
Con empeño y en secreto…
Un puñal, un rizo negro, un beso nunca regalado
Y un collar de perlas con sangre manchado

Ya sus desesperados pasos marcan surcos en el piso
Las ideas no llegan, esto sí es un gran dilema
Se acerca a la mesa, si, esa la de la derecha
Toma en sus manos la caja de madera
Saca el puñal, el rizo y el collar manchando en sangre
Dejando adentro el beso nunca regalado
Pues tiene dueña, aunque aun no la haya encontrado

Con el puñal abre una herida en la palma desu mano
Moja el rizo en la morada y adolorida sangre
Trazando las primeras rasgadas líneas en su cambas
Mientras, rompe el collar de perlas
Dejando caer al suelo, cual lágrimas perfectas
Cada una de sus manchadas cuentas

El candelario que colgaba en la pared
Cayó al suelo también, presagio, maldito presagio
Decía marzo, en la página decía marzo
El pintor, en su afán de vivir día a día
No había pasado la página,
No se percató del tiempo pasado imperfecto

Agarró el bendito calendario con su ensangrentada mano
Se sentó al borde de su cama tan revuelta
Y con sus sabanas tan sudadas
Limpió con furia la sangre que goteaba
Esa que pintaba un mosaico en el piso
Como pintaba en silencio el alma del artista
El recuerdo de esa gitana malvada, prohibida y bella

De repente, una música a lo lejos le despertó
Eran ellos, si, eran ellos, los gitanos
Una fuerte corriente le golpeó el pecho
Miró el calendario nuevamente
Esta vez manchado por su sangre
Abril, era abril, regresaba abril

Se levantó como resorte de la cama
Tomó las perlas que quedaban
Y con el rizo mojado en la sangre morada
Siguió plasmando en su cambas
El recuerdo de aquella presente ilusión

Ella regresaba, ella siempre estaba
Perla, la maldita gitana
Era abril, siempre era abril
La sangre ya no goteaba…

(Lala©2010)

Alma tatuada

Alma tatuada

Por las calles pestilentes
De una consciencia barata
Pernoctaba embriagada en tinta
Intentando olvidar para siempre
A esa asesina avaricia
Que nos encadena y cautiva

Fui rodando por los rincones
Dando tumbos y empujones
Apedreando mis soles truncos
Agrietando mi alma y mi vientre
Mientras vomito las mentiras crueles
De esos malditos legisladores

Rodaba y rodaba
Calle abajo
Zaguán arriba
Descalza y sin pantis
Como mi alma y mi fibra
Sin nada adentro
El vientre vacío
Pues no existe un prócer vivo
Que de libertades lo preñe

En la esquina del Cristo
Hay un estudio frio y tibio
Donde entré sin miedo alguno
A esconderme de mis delirios
La cama estaba sucia, alborotada
Apestosa y saqueada
En el piso había libros viejos
Llenos de amargos, amarillentos y
Libertarios versos

Versos libertarios que,
Me hablaban de una utópica realidad
Compuesta de mágicas imágenes bellas
Una tierra donde fluye leche y miel
Donde sólo existe y hondea
Una monoestrellada y ensangrentada bandera

Tierra…
Donde los hombres son grandes
Molinos gigantes, más grandes que los de Cervantes
Que no se amilanan frente a las adversidades
Y luchan de cara al universo entero
Defendiendo sin temor alguno
Lo que sienten, piensan y padecen
Hombres que no levantan una mano
Para golpear y asesinar a su compañera
Pero empuñan las dos
Para defender, trabajar y preñar
Su libre y amada tierra

Mujeres…
Valerosas, completas
Fuertes no, de Fortaleza
Que no se dejan comprar ni comparar
Ni con ellas mismas, menos con alguien más
Madres más puras, que la misma Naturaleza
Aguerridas, luchadoras incansables
Que amantan sin pudor alguno
Los sueños de sus hijos y sus hombres
Esas que dan el todo por el todo
Por su casa y por su Patria
Derraman sin pensarlo dos veces, su sangre
Y sus amargas y dulces lágrimas

Jóvenes y niños…
Enfilados en las filas preciosas del saber
Caminando de la mano de sus sabios ancestros
Aprendiendo a vivir con ellos y por ellos también
Metiéndose de lleno y en pleno
A vivir su tierra y a desarrollar la Patria
Bebiéndose su historia,
Terminando de escribirla y hacerla
Enorgulleciéndose de su identidad
Haciendo cultura con las artes y las letras
No dejándose embaucar o engañar
Cantando y bailando sus canciones
Y alejándose del mal social
Niños y jóvenes…
Que no temen a empuñar un machete
Para defender su bandera

Unos viejos…
Respetados y honrados
Cuidados y amados por los anteriores
Esperando en paz y tranquilos
El desenlace justo de su fructífera vida,
Respirando en sus hamacas su ansiada libertad
Recibiendo de todos nosotros
Honor y honra
Amor y bondad
Por ellos somos lo que somos
Y en ellos nos debemos siempre fijar

Cerré los versos que estaba leyendo
Me limpié unas gotas de mar
Que impetuosamente corrían por las mejillas
Me acerqué a la ventana rota y empolvada
De frente a mi realidad,
Volví a echarme a llorar
Me solté el cabello
Agarré una aguja ensangrentada
Que estaba en el asqueroso suelo
Y comencé en mi alma tatuar
Una sola palabra,
La palabra…
LIBERTAD



(Lala©2010)

Monoestrellada

Monoestrellada

Recostada en mi hamaca
En el balcón de mi parcela
Meciéndome al compás de las palmeras
Compongo desde mi alma
Para ti, mi monoestrellada
Esta sublime canción
Producto de mi mas nostálgica quimera

Gracias a mis padres tan sabios
Sencillos y honestos…
Ellos me enseñaron desde el vientre
Que amor como el tuyo
No hay otro, y que no lo se lo lleva la corriente

También me llevaron de la mano
A conocer la historia completa
Para que yo, a mi tiempo hiciera juicio
Y engañarme el intruso no pudiera
Evitando también
Que me vendiera como ramera

De mi hicieron una boricua pura
Que ante toda inclemencia
Con mis garra, mi vida y mi alma
Mi Patria defendiera
Que no sintiera vergüenza de mi origen
Bastardo si, pues la madre nos entregó
A ese perverso como de guerra un botín

Bandera, monoestrellada y bella
Celeste, blanco y rojo
Son los colores que llevas
Celeste, como ese firmamento etéreo
Que enmarca tus verdes praderas
Blanco, como la espuma del mar
Que baña las playas más bellas de esta tierra
Rojo, como la sangre que fermenta
El espíritu de nuestros mártires
Esos que han muerto por ti
En manos de asesinos pagados
Y también dando la guerra

Hoy, me levanto en grito apasionado
Pintando las puertas de mi ciudad
Escribiendo mis versos vivos en las paredes
Tratando de despertar la sociedad
Declarando a viva voz y con machete en mano:
“Únete carajo, a la Revolución Cultural”

No es escupiendo caras
Ni mucho menos asesinando
De eso estamos hartos ya
Es creando conciencia unitaria
Implantando conciencia cultural

Artes, letras, música, ciencia
Tecnología, historia (la verdadera)
Matemáticas, Política limpia y honesta…
Todo un resurgir de un pensamiento lógico-crítico
Que poco a poco nos ira llevando
Hacia la tan ansiada libertad

Aquí, en la hamaca sentada estoy
Con mis ojos llenos de lágrimas ensangrentadas
Esperando el grito de lucha
Para marchar y luchar por ti
Mi bandera hermosa y monoestrellada

(Lala©2010)